En la actualidad compartir las responsabilidades es el principio de una convivencia más amena y justa, esto se desencadena a través de una transformación cultural e intelectual que se extendió hasta la década de 1980 pese a que fue una liberación feminista que atravesó todos los países industrializados, rompiendo con los estigmas sociales que contemplaban a el hombre como la figura dominante del hogar y todas las áreas de las que se eran exoneradas muchas mujeres. Esta liberación generó una polémica sexista en diferentes campos sociales con base a su ética tradicionalista, a raíz de esto actualmente fue una gran contribución en la equidad de género. 

¿Por qué los hombres no pueden?

Los prejuicios sociales impiden que los hombres sean tenidos en cuenta para realizar la limpieza, cuidar niños o adultos ya que los estigmas sociales producen el rechazo y la discriminación a la que se enfrenta el sexo masculino actualmente, la oposición tiene diferentes causales y muchas de ellas desmeritan la confianza en un hombre y en sus capacidades. Debemos saber que en diferentes territorios sociales aún se mantienen las limitaciones religiosas, laborales, e.t.c. Incluso se ha comprobado que el sexo opuesto siente cierta competencia con el sexo masculino en las operaciones de limpieza y se ha evidenciado un rechazo por parte de las misma hacia ellos.

Algunas mujeres sienten que dentro de su hogar son ellas a quienes más les preocupa la limpieza, ya que la mayoría del género masculino se estigma que es un poco más tranquila frente a los temas de aseo y no tienen la delicadeza que se requiere para emplear la limpieza, sin embargo eso sólo es un estigma. Las encuestas realizadas a través de las redes sociales de la empresa Close House han obtenido un resultado trascendental indicando que actualmente prima la equidad y que generalizar un gremio con opiniones negativas ya no es una opción. 

1 comentario en “¿Rechazo doméstico?”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *